Comparte
Foto: ACN

A raíz de la compleja situación epidemiológica que atraviesa Cuba en los últimos 15 días, presentando no solo un incremento de nuevos casos positivos a Covid-19 sino además gran dispersión de los mismos, las autoridades de Granma acordaron en su última sesión de trabajo el reforzamiento de las medidas en el territorio para evitar la propagación de la pandemia.

Según resalta una información ofrecida por la Emisora Provincial Radio Bayamo, entre las disposiciones se encuentran el uso obligatorio del nasobuco en lugares públicos, incrementar las acciones sanitarias como el lavado frecuente de las manos, los pasos podálicos y el distanciamiento físico, así como pesquisar el 50 por ciento de la población en cada jornada.

Asimismo, se acordó, hasta tanto mejore la situación del país, suspender las actuaciones de artistas contratados en los centros nocturnos y entidades del Grupo Empresarial de Comercio y la Gastronomía, con el objetivo de evitar grandes concentraciones de personas.

De igual forma entró en vigor la suspensión del transporte masivo interprovincial de pasajeros a través de los medios estatales y del sector privado, así como la operación sensibilidad, que obliga a los choferes de autos estatales a recoger personas en las paradas.

Aun cuando Granma transita por la tercera etapa de la fase recuperativa, el Consejo de Defensa en la provincia refuerza además el control en los puntos en frontera con otras provincias.

Según informó en la Revista Frecuencia 12 de CNC TV, la doctora Ana Julia Quesada especialista de la Dirección Provincial de Salud en Granma, se añade a estas disposiciones la obligación de viajeros o personas provenientes de otros territorios de presentarse en área de salud cercana para su vigilancia y control.

La funcionaria de Salud alertó: “Ante la compleja situación epidemiológica de las provincias del occidente y centro del país todos tenemos que cuidarnos, se impone la autorresponsabilidad. Recomendamos salir lo necesario, mantener en casa y bien cuidados a adultos mayores, niños y embarazadas, grupos etarios considerados de alto riesgo. Nadie está exento de contraer la enfermedad, cualquier brecha puede desatar trasmisión por lo cual hacemos un llamado a la conciencia, al autocuidado y al cuidado de la familia”, dijo.

La provincia de Granma ha mantenido en cero la tasa de incidencia de la enfermedad durante un periodo de más de cinco meses. En aras de preservar esos indicadores y con ello salvaguardar la salud de la población se refuerzan las medidas higiénico sanitarias en la provincia.

https://youtu.be/2XRYzUHPjo0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + seis =