Comparte
Foto: Luis Carlos Palacios.

El Museo Provincial granmense Manuel Muñoz Cedeño, acoge este mes la muestra transitoria Humo vestido de arte. La misma contiene  alrededor  de cuarenta piezas casi todas pertenecientes  al coleccionista  Carlos  García Leyva.

La expo  tiene el  propósito de acercarnos al arte del diseño gráfico desde su función comercializadora. En  palabras al catalogo  se explica que a partir del siglo XVIII y XIX  las bondades del tabaco cubano se  extendieron por el mundo; surgió entonces la necesidad  de  protegerlo con marcas identificativas para -de ese modo-   brindar a los consumidores seguridad y garantía.

Desde esos tiempos, escribe la curadora Liutmila Báez,  la litografía se unió indisolublemente a la producción tabacalera.

Humo vestido de arte es sin dudas un canto al grabado que hizo del tabaco nuestro un producto distinguido.

Hasta finales de marzo  los interesados podrán disfrutar de esta exposición  donde se destaca el valor  estético y patrimonial  de etiquetas distintivas de habanos cubanos como Romeo y Julieta, Partagás, Montecristo y Bolívar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =