Para Gabriel Cid, un hombre de la radio

Comparte

La noticia de la muerte siempre nos sorprende, y es que estamos, como terrenales aferrados a la existencia material, creyendo que el tiempo no transcurre, y que no es verdad esa realidad de la naturaleza de que nacemos, crecemos, nos reproducimos, envejecemos y luego inexorablemente morimos.

Con muchísima tristeza despedimos a Gabriel Francisco Cid Roviralta, quien por casi cuarenta años nos acompañó en el periodismo radial de la Emisora Radio Bayamo, atendiendo disimiles temas, con una voluntad inmensa para trabajar, y una entrega diaria al quehacer de la información que consideró por mucho tiempo más que un trabajo, su única profesión.

Vino al colectivo aún con los cabellos castaños, luego un tiempo en el occidente del país, y atendió temas tan difíciles como la Agricultura y la Zafra.

Del aprendimos de memoria los números de los centrales, sus normas potenciales, sus por cientos de molida, y su Haciendo Azúcar, llegó hasta los campos cañeros más remotos de Granma para traer la voz de los macheteros hasta la radio, para destilar guarapo en el diario bregar de las contiendas, dando ánimo y estímulo a quienes realizaban las faenas de nuestra primera industria.

En la esfera del comercio y las industrias también se desempeño con voluntad y dedicación, se encontró números amigos y conocidos que le confiaron sus opiniones para llevarlas a la Radio y se ocupó de estar también en las jornadas más difíciles cuando la provincia y su pueblo vivió momentos de ciclones, de lluvias torrenciales, de sequías y de pérdidas irreparables.

Durante todos estos años Gabriel ha sido una voz familiar en la Radio, levantándose temprano para ir en el móvil hasta el punto de encuentro, o para participar desde exteriores en una trasmisión relámpago, donde se apoderaba de inmediato de los acontecimientos para llevarlo a las ondas sonoras.

Buenas relaciones tuvo, apoyó las faenas de la Radio, participó de manera entusiasta en su organización de base de la Unión de Periodistas de Cuba, y si se inventaba de momento una actividad, Gabriel conocía de inmediato como ahorrarnos algunos centavos, del presupuesto escuálido con que contábamos.

Quizás no todos conocen que Gabriel fue un eterno Revolucionario, porque no había noticias de la cual no se sintiera parte y responsable, y no había siete de diciembre, que su mirada, escudriñadora, no tuviera ese velo de tristeza, amor y añoranza, por ese hijo perdido en la Guerra de Angola, uno de esos jóvenes que la Patria entregó por la libertad y el internacionalismo.

Muy difícil encontrar a Gabriel sino también acompañado de sus cigarrillos, de su merienda que compartía, de sus informaciones manuscritas porque la paciencia no le daba para sentarse a la computadora y adaptarse a las nuevas tecnologías.

Hoy lo despedimos con un profundo agradecimiento por haberse mantenido profesional y revolucionario y no haber permitido jamás una frase fuera de todo que lastimara su Revolución, su provincia, su Granma.

Lo despedimos a nombre de todos sus compañeros de la Radio, de los periodistas de esta emisora, de los miembros de la unión de periodistas de Cuba, de quienes en uno u otro momento, estuvimos juntos para hacer también del periodismo una sencilla manera de vivir.

Te deseamos paz y eterno descanso.

Palabras de despedida para el periodista Gabriel Cid Roviralta

Marisela Presa Sagué

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Santiago de Cuba, Redactora Reportera de Prensa de CMKX Radio Bayamo, Cuba. Colaboradora habitual de CNC TV Granma. Residente en la ciudad de Bayamo, está interesada en la labor de las Redes Sociales y fue fundadora del Sitio Digital CMKX Radio Bayamo. Ha sido conductora y directora de programas informativos y entre sus temas predilectos están las ciencias, la política y los temas de gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =