Guillermo Avilés, primera base de los Alazanes. / Foto referencial

Aunque tuvieron que batallar durante 10 entradas, los Alazanes de Granma consiguieron victoria ante Sancti Spíritus (7-6) y así cortaron una racha adversa de seis derrotas que los mandó al fondo de la tabla de posiciones.

Los bicampeones nacionales hicieron un racimo de cuatro anotaciones en la parte baja del tercer inning, pero acto seguido los visitantes ripostaron con igual cantidad de rayas ante el zurdo abridor Darién Creach y el relevista Erluis Blanco, aunque todas fueron a la cuenta del primero.

A diferencia de otros partidos los gramenses tampoco se amilanaron y marcaron la de la ventaja en la conclusión de la cuarta, pero Blanco mostró flaqueza abriendo el sexto episodio y los Gallos lograron el empate a cinco y si no pisaron más veces el home fue por el relevo de Joel Mojena, a la postre ganador del partido.

Este taponero se enroló en un duelo contra el también sustituto Javier Vázquez, quien no permitió más libertades desde el cuarto capítulo y así llegó, en el décimo, la famosa regla IBAF.

Los espirituanos solo marcaron una en la apertura de esa entrada, impulsada por fly de sacrificio de su cuarto bate Yuniesky Barroso y esto aumentó las posibilidades de triunfo de los monarcas de Cuba.

En el cierre, Vázquez hizo un lanzamiento salvaje que adelantó los corredores a tercera y a segunda; aun así ponchó a Osvaldo Abreu y dio la base intencional a Guillermo Avilés.

Seguidamente logró montar a Carlos Benítez en dos strikes y una bola, pero al final le dio la base, no sin antes lanzar un envío afuera cerca de la zona, que de manera lamentable algunos árbitros lo cantan como bueno. Esto provocó la protesta del manager José Raúl Delgado, quien fue expulsado.

La inesperada decisión del choque llegaría segundos más tarde cuando Lázaro Cedeño, en conteo de 3 y 2 conectó lo que hubiera sido un fly inofensivo a segunda, pero con el cuadro por dentro este picó apenas un poco después de la media luna y los Gallos quedaron tendidos al campo.

Para este duelo el mentor Carlos Martí, quien por cierto también fue expulsado, llevó a Agustín Arias a la padrera derecha y a Eliazar González al center field y usó como primer bate a Miguel González. Los cambios dieron resultados.

Este martes, el duelo entre espirituanos y granmenses está señalado para las 2:00 de la tarde en el mismo escenario del estadio Mártires de Barbados.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − nueve =